Wednesday, October 25, 2006

Una historia que queda en familia


Apenas era un joven en 1959 cuando acompañó a su padre, Arthur Kornberg, un bioquímico de Stanford, a Estocolmo para recibir el premio Nobel de Medicina y Fisiología por sus trabajos en replicación de Acido Desoxiribonucleico (ADN). Tal vez quedó maravillado con la pompa y circunstancia de la ceremonia, tal vez quiso seguir los pasos de su padre o simplemente, tal vez se dijo ese momento de manera reservada a sí mismo que algún día volvería a Suecia y no sería como turista. Roger D. Kornberg, un biólogo estructural de Stanford (la misma institución de su padre), recibirá el premio Nobel de Química 2006 por sus estudios sobre las bases moleculares de la transcripción genética del ADN y su conversión en ARN (Acido Ribonucleico) mensajero, que después se traduce en proteínas.
Al final de cuentas, una historia familiar sobre uno de los mejores secretos de la naturaleza: el lenguaje genético que nos codifica y hace a cada quien, individuos únicos.

No comments: