Saturday, March 22, 2008

El microondas en el laboratorio

Estamos muy acostumbrados a verlos en la cocina, de hecho creo que yo no podría vivir sin un microondas, pero jamás había pensado en verlo en otro lugar, ¡mucho menos en un laboratorio! Aquí les pego partes de una investigación del Dr. Julio Álvarez Builla, de la Universidad de Alcalá en España, que es uno de los pioneros en el uso del microondas dentro del laboratorio.

La química de microondas, una tecnología «muy de moda», en palabras de su coordinador, que está permitiendo redefinir multitud de reacciones en las que el factor térmico juega un papel esencial. La principal ventaja del uso de esta tecnología es el ahorro en tiempo. «Lo que antes hacías en tres días ahora lo puedes hacer en tres minutos». Pero no es la única: por norma general, el rendimiento de las reacciones químicas aumenta; y el precio del instrumental es extraordinariamente asequible, puesto que para una parte considerable de los experimentos pueden usarse microondas domésticos como los que hay en cualquier cocina. «Cuando se calienta una muestra en una reacción convencional durante tres días, se está generando el producto final pero, al mismo tiempo, se destruye». Esto es así por el propio efecto térmico, que induce la
aparición de contaminantes y a pérdidas importantes de rendimiento. En el microondas, en cambio, los enlaces de las moléculas de los reactivos vibran en resonancia con la radiación recibida, con lo que reaccionan muy rápidamente y no se destruye el producto final. «Se trata de un calentamiento rápido y súbito en toda la masa de la muestra y la vibración, si se modula la energía, no destruye el producto».
La investigación por contrato en la Planta Piloto permite aproximaciones pluridisciplinares y solventar demandas de externalización de las empresas Microcolumnas para síntesis química.
Debido precisamente a estas características, muchos grupos en el mundo, varios de ellos españoles, están reescribiendo reacciones clásicas o de uso corriente en laboratorios académicos o industriales, como hace años se hiciera con otra fuente de energía, los ultrasonidos. Pero no es éste el interés del grupo madrileño, a pesar de que Álvarez-Builla consta como
uno de los pioneros de esta técnica en Europa. Por el contrario, entienden que es una tecnología que aporta ventajas en su trabajo y la utilizan de forma rutinaria en sus trabajos de investigación siempre que se demuestre su validez.

¿Qué les pareció? Yo digo que hay que empezar a poner microondas en los laboratorios...

No comments:

Retos para las Simulaciones de Sistemas con Iones Metálicos

El desarrollo de modelos para el estudio de los iones metálicos está teniendo un acelerado crecimiento en la actualidad debido a la impleme...