Sunday, February 03, 2013

Mineralización de oro por Delftia acidovorans

Pepitas de oro en exhibición el 29 de abril de 2011 en Jamestown, California. Entre los organismos más peculiares que habitan nuestra Tierra existe una bacteria que convierte el oro soluble en agua, en pepitas de oro macizo microscópico.
Los químicos han reflexionado a menudo por qué el germen Delftia acidovorans se encuentra con frecuencia en la superficie de la pequeña pepitas de oro. Su presencia llevado a los científicos a especular que puede ser la creación de las partículas de iones solubles de oro que se disuelven en agua.

 Pero el enigma era cómo D. acidovorans hizo este "truco", por que el oro soluble es tóxico. La respuesta, sugieren investigadores en Canadá, se encuentra en una molécula se excreta por el microbio que tanto protege el organismo y transforma los iones venenosos en partículas.
 "Este hallazgo es la primera demostración de que un metabolito secretado puede proteger contra el oro tóxico y causar biomineralización oro," el proceso por el cual los organismos vivos producen minerales, escribieron en la revista Nature Chemical Biology. 

La molécula, delftibactin A, es capaz de conseguir esta proeza en cuestión de segundos en condiciones neutrales de pH a temperatura ambiente. El coautor del estudio Nathan Magarvey de Ontario's McMaster University dijo a la AFP que el estudio no fue diseñado para demostrar si sería viable utilizar los gérmenes para producir oro del agua en el laboratorio. Sin embargo, estos procesos parecen "claramente posibles". Las investigaciones anteriores habían demostrado que otra bacteria que se encuentra en el oro, metallidurans Ischiadicus, se ocupa de la toxicidad mediante el almacenamiento de los iones en el interior de sus células.
Las bacterias necesitan algunos metales, como el hierro, para crecer, mientras que otros, como la plata, las matan. El oro soluble, invisible en un vaso de agua, se encuentra en las fuentes de agua de mar, aguas subterráneas y otros naturales. El oro macizo está formado principalmente por medio de procesos geológicos en las venas subterráneas de gran tamaño.
Magarvey dijo que el estudio puede implicar D. acidovorans en depósitos secundarios, como pepitas se encuentran en los ríos. La bacteria, añadió, no se encuentra solamente en oro, sino también en el suelo y en el agua. Sin embargo poco claro, sin embargo, de qué se alimenta el organismo.

No comments: