Tuesday, September 05, 2006

Lo que pienso acerca de la Química

(por Mónica Cerro López, mocerro@hotmail.com)

Querido Jose Ramón.

Hoy llegué, después de un largo recorrido, a esta gran ciudad, Puebla. Al Salir de la terminal, el ambiente me era familiar: el aceite cayendo sobre un comal parecía confundirse entre aquella negrura, una señora regordeta arroja lo que pronto se convertirá en la tortilla de una chalupa. Después, sobre la tortilla recién hecha, vierte un poco de jugo de tomate; este es cubierto de un poco de cebolla picada en trozos grandes y un poco menos de pollo deshebrado. La escena fue acompañada por una pequeña nube gris que se formó al caer un poco de jugo sobre el aceite caliente y, finalmente, como acto culminante, mi olfato se deleitó con el olor producido al calentarse la chalupa. Ah, ¡qué deliciosas transformaciones químicas!(1)Apreté el paso y continué de frente. En una esquina, tomé una colectiva que me llevó hasta el centro. Ahí, encontre´un museo y sin poder evitarlo, entré. En la primera estancia, el retratro de una hermosa mujer nos recibe y a un costado se encuentra, atrayendo nuestra atención, un enorme mural lleno de misticismo: la noche estrellada, algunas constelaciones marcadas, la serpiente emplumada, un observatorio prehispánico y equipo de telecomunicaciones llamaron mi atención por la majestuosa conjunción de lo mágico y lo obstinadamente racional, elementos de los que no se puede escapar la ciencia.Eso era sólo el principio, el recorrido por el museo fue a cada paso una aventura que me mostró, entre otras cosas, la cultura mesoamericana (representada en cada vasija, orejera o figurilla totémica) y no sólo eso, sino que fui encontrando en los carteles explicativos la presencia de la química: "Este jaguar procedente de Colima es una muestra de la combinación de técnicas en una sola pieza..., y en la decoración se utilizó la técnica de negativo para hacer las manchas, bloqueando esos motivos con cera duratne el cocimiento, y después de pulirlo y pintarlo se le cubrió con resina mediante una técnica de engobe"; o simplemente en el color azul verdosos de las vasijas de cobre y en palabras como "caolín" (2). Ya debes estar riéndote, pero puedo asegurarte que una de las cosas que más me ha maravillado es la constante interacción entre las sustancias que conforman cada objeto, incluyendo animales o plantas, que permite desde una transformación tan simple como la oxidación del hierro hasta la misma vida. Es por eso que decidí estudiar química y así comprender, aunque fuera un poco, la naturaleza de estos cambios.Como ves, te he introducido al mundo de la química, la ciencia central, cuyo objeto de estudio son las transformaciones de la materia que afectan su composición. Toda transformación química (reacción) involucra un cambio de energía. Es aquí donde me es menester hacer una pausa para resaltar la importancia de la física, sin la cual, el desarrollo de la química estaría montado en una tortuga, ya que no sólo proporciona las bases teóricas en las que se fundamenta la ciencia central, sino que también, ha generado las modernas herramientas de análisis con las que es posible obtener la estructura de las moléculas. Lo que sin duda, es esencial para explicar el comportamiento de un compuesto determinado y (¿por que no?) para hacer predicciones. Y es que, la química es como una película de suspenso en la que el asesino se va descubriendo ante el detective hasta que éste, por virtud de la suerte o con premeditación, le asesta el golpe definitivo.Afortunadamente, en esto de la química no hay que matar a alguien, al contrario, podemos hacer muchas cosas en pro de la salud y el medio ambiente, desde elaborar un analgésico hasta diseñar como descontaminar las aguas residuales de una empresa productora de circuitos integrados. Las áreas implicadas en estos ejemplos son la química farmacéutica y la ingeniería química, pero detras de ellas hay toda una variedad de ramas de la química. Tal es el caso de la química analítica que nos describe por ejemplo, si un alimento contiene proteínas y en que cantidad. Es decir nos dice la calidad de este alimento (qué contiene) y cuánto necesitaríamos consumir para estar bien nutridos. Por supuesto que, calidad y cantidad son palabras clave en cualquier análisis químico como la determinación de glucosa en sangre o de la composición del aire en la ciudad de México.Pero no solo la química analítica está implicada en todas las áreas de la química, en esta posición privilegiada también se halla la fisicoquímica que muchos relacionamos con palabras terroríficas como entalpía, entropía, cinética, electroquímica...Mas pocos nos imaginamos que sin ella no sería posible explicarnos cosas tan simples como: ¿por qué el agua apaga el fuego?(3)Y, ¿qué hay de la química orgánica, la que se encarga de estudiar los compuestos de carbono e hidrógeno y que por mucho tiempo fue malinterpretada como la ciencia que estudiaba la materia proveniente de los seres vivos, materia que poseía una fuerza vital? Pues sigue desarrollandose vertiginosamente en el área petroquímica y farmacéutica, además es la base para la comprensión de la química de la vida: la bioquímica. Aunque cabe mencionar que esta última se ha visto enriquecida, por una área reciente: la bioinorgánica, la cuál, como su nombre lo dice, se fundamenta en la química inorgánica (que se ocupa de los compuestos formados por los elementos de la tabla, exceptuando aquellos que contienen carbono e hidrógeno únicamente), pero además posee un encanto singular: se relaciona con la vida y con los compuestos que tanto han tenido que ver con la evolución: las enzimas, muchas de ellas formadas por metales. Recuerdo que me preguntabas para qué me serviría el curso de química de coordinación (4), yo te contesté que los metales formaban compuestos de coordinación y que muchas enzimas eran precisamente eso: compuestos de coordinación.Si te platico todo esto es porque sé que has elegido seguir la carrera de medicina y has comenzado a desdeñar las materias de química, física y matemáticas. Yo te recuerdo que el conocimiento es una parte muy valiosa de nuestra condición humana y que la química no sólo es útil para los químicos. Es útil en todos los niveles de nuestra sociedad, desde el agrícola hasta el artístico. Imaginate que un pintor utilizara sus pinturas indiscriminadamente, sin saber si alguna tiene efectos tóxicos o cuál puede mezclarse con cuál. Más aun, si eres médico, no podrás comprender muchas enfermedades si no sabes un poco de química.Pronto nos veremos personalmente, mientras tanto, no pienses en las cosas malas que también nos ha traído la química: contaminación, bombas, drogas, malas notas...Eso es sólo consecuencia de la ignorancia del hombre.Mejor observa a tu alrededor el hermoso paisaje verde con tonalidades púrpura que aparece con las lluvias veraniegas. Acércate a una flor y disfruta de su aroma. Ríete hasta sentir que las lágrimas afloran de felicidad. Deléitate con la música.Descubriras la faceta más hermosa de la química: la vida.
BIBLIOGRAFIA.
Badui D., Salvador, Química de los Alimentos, Alhambra Mexicana, México, 1981, p.302
Choppin, Gregory R., Química, Publicaciones Cultural, México, 1971, p.437
Hawley, Gessner G. (revisor), Diccionario de Química y Productos Químicos, Omega, Barcelona, 1975.
Rown, Theodore L. y Lemay, H.E., Química: La Ciencia Central, Prentice-Hall Hispanoamericana, México, 1987, p.111

(1)Parece ser que cuando los vegetales se someten a una cocción forman una serie de compuestos volátiles muy similares, que varían únicamente en su concentración en cada producto. La cocción de papa, zanahoria, coliflor, maíz, lechuga, cebolla, apio y otros, produce las siguientes sustancias en diferentes concentraciones: sulfuro de hidrógeno, metanol, propanal, acetona, sulfuro de dimetilo, metilpropanal, 3-metilbutanol y acroleína.
(2) El cobre y sus aleaciones se utilizan en el arte decorativo, en la industria y en las tuberias de agua y gas. Estos artículos forman la conocida patina básica verde-azul debida a una película protectora básica de Cu(OH)2.CuCO3. El caolín es silicato de aluminio blanco quemado.
(3) Un gramo de agua requiere de una gran cantidad de energía para elevar su temperatura en 1°C (capacidad calorífica). Un objeto que tiene gran capacidad calorífica absorbe más calor cuando es sometido a ciertos cambios de temperatura que los objetos que tienen menor capacidad calorífica. Es por esta razón que, la mayoría de las veces, el agua apaga el fuego. El estudio de estos fenómenos es parte de la termodinámica.
(4) La química de coordinación surge a finales del siglo pasado con la teoría de coordinación de Werner. Un compuesto de coordinación es aquél formado por un ácido (aceptor de electrones) y una base (donador de electrones) de Lewis, se caracteriza por tener un átomo central, generalmente un elemento del bloque d, al cuál se hallan unidos aniones o moléculas neutras que reciben el nombre de ligandos.

No comments: