Monday, September 25, 2006


Hola todos, yo me decidí por publicar este post donde voy a hablar de la química de la alimentación, ese reto que mencioné y todos se rieron, si, tienen razón, suena un poco loco y alejado de la realidad, pero yo sé que es posible. A lo que me refiero es a encontrar un substituto alimenticio para los niños de los paises de bajos recursos. Lo que quiero decir es a investigar en diversos factores que hay en la naturaleza, como flores, árboles, la misma tierra probablemente, animales, sus propiedades nutritivas y ver a cuál de ellos podemos sacarle un gran provecho nutritivamente. El problema aquí con esto de la nutrición, no es que no haya suplementos alimenticios, el problema es que los que hay no están al alcance de toda la población, estos grandes grupos con esta problemtática llamada pobreza, muchas veces no tienen con que alimentarse, mucho menos, obviamente, tendrán para suplementos alimenticios. El punto en esto sería hayar un componente de bajo costo, que su fin sería ser regalado a todos los niños principalmente, y que los índices de mortandad por inancición disminuyeran notablemente. Lo sé, suena como mas bien una fantasia, pero ¿No sería excelente que podieramos hacerla realidad?
"Todos merecemos una oportunidad, sin importar donde hayamos nacido."

2 comments:

Miguel Angel Méndez-Rojas said...

Creo que si uno de los más grandes problemas sociales que hay en México y el mundo es el de la alimentación, y teniendo la química herramientas que puede aplicar para ayudar a su solución, sería poco ético no hacer algo al respecto. Creo que hay mucho que se puede hacer, y requerimos más gente entregada a ideas como esta para hacerlas posibles, que mejor que desde nuestro país.

Sara Gabriela said...

Realmente, a mi me parece una muy buena idea de ayudar a las personas con la Química como herramienta.
Yo lo imagino como un suplemento de bajo costo que se les pueda regalar, e incluso, pienso que debe ser fácil de tomar; es decir, que no requiera cuidados como refrigeración. Lo imagino como una pastillita o como un dulce con buen sabor para que los niñitos lo coman sin pretextos. Jajajaja... Yo y mis ideas locas, pero se vería bastante bien como un dulcecito, chiquito, sin ocupar mayor espacio, fácil de hacer la repartición, sin necesidad de refrigeración y no se necesita ni cocinar ni tomarlo junto con agua, pues hay que tomar en cuenta que sería para gente con muy bajos recursos y de nada serviría entregárles un suplemento, donde para poder digerirlo necesita pasar por un método que ellos no pueden tener debido a su escasez de recursos.

Retos para las Simulaciones de Sistemas con Iones Metálicos

El desarrollo de modelos para el estudio de los iones metálicos está teniendo un acelerado crecimiento en la actualidad debido a la impleme...