Monday, August 30, 2010

mortero de arroz.

Revelan el secreto en el funcionamiento del mortero utilizado en la construcción hace 1500 años en China.



Unos científicos han desvelado el secreto que había detrás del resistente mortero chino hecho de arroz glutinoso o pegajoso, un tipo de arroz dulce utilizado en numerosas recetas culinarias asiáticas. Este mortero era utilizado para rellenar los huecos entre los ladrillos, piedras y otros materiales de construcción. Concluyen que este tipo de mortero es el mejor que se puede utilizar en la restauración de edificios antiguos. Publican sus resultados en la revista de la American Chemical Society.


Bingjian Zhang y sus colaboradores sostienen que los trabajadores de la antigua China desarrollaron el mortero de arroz hace 1500 años, mezclando una sopa de arroz glutinoso con los ingredientes habituales del mortero, principalmente cal viva u óxido de calcio (CaO). Este material fue probablemente el primer mortero compuesto, hecho tanto de materiales orgánicos como inorgánicos. Este tipo de mortero era más resistente al agua y era más fuerte que los morteros convencionales. Fue utilizado para la construcción de tumbas, pagodas y muros de las ciudades. Algunas de estas construcciones todavía se conservan en la actualidad.


Para obtener la cal se calienta a alta temperatura roca caliza (se calcina). Al mezclar el resultado con agua y secarse se endurece, produciéndose un material válido para la construcción. La posterior reacción del material con el dióxido de carbono atmosférico endurece aún más el material. El mortero fue utilizado mucho en la antigüedad. Así por ejemplo los romanos ya utilizaban mortero de cal para realizar encofrados.


En este caso los investigadores identificaron amilopectina en el mortero chino antiguo, una clase de polisacárido que se encuentra en el arroz y otros productos vegetales, como ingrediente secreto responsable de la legendaria resistencia de este material de construcción.


Los análisis revelaron que el mortero es un material compuesto orgánico-inorgánico. La parte inorgánica es carbonato cálcico y la inorgánica amilopectina, que procede de una sopa de arroz que se agregaba al mortero. La función de la amilopectina era actuar de inhibidor del crecimiento de los cristales de carbonato, produciéndose un microestructura que era la clave de las buenas características de este tipo de mortero.


Para determinar si el arroz glutinoso podía ayudar a reparar edificios antiguos, los investigadores prepararon morteros en los que se variaba la cantidad de arroz glutinoso empleado y comprobaron su rendimiento con el mortero tradicional. Los resultados mostraron que el mortero de arroz era más estable y tenía mejores propiedades mecánicas, además de ser más compatible con la restauración de construcciones antiguas que emplearon dicho producto en su construcción.


Aunque los autores no lo mencionan, sería interesante considerar este material en las construcciones de casas unifamiliares modernas, ahora que la construcción ecológica está de moda.

No comments: