Thursday, November 16, 2006

El azul ultramarino se descolora

Investigadores de la Universidad de Nueva York y del Instituto Pratt tienen ahora la respuesta de por qué se descolora el pigmento, lo que permitirá saber mejor cómo proteger las obras de maestros pasados y futuros.
El pigmento ultramarino natural, obtenido de la piedra semipreciosa lapislázuli, ha sido uno de los pigmentos más estimados por pintores europeos desde finales del siglo XIII. Antes del siglo XIX, la única fuente conocida de lapislázuli estaba en las canteras de Badakhshan (Afganistán nororiental), un sitio visitado y descrito por Marco Polo. El lapislázuli no sólo proporciona un vibrante color azul, inigualable por cualquier otro pigmento disponible en la época, sino que agregaba una naturaleza divina a la obra de arte en la que fuera usado. Puesto que se valoró más alto que el oro, su uso denotaba la alta categoría profesional y prestigio del artista al que se encargaba la obra, así como la riqueza de quien pagaba su realización. El Azul Ultramarino era a menudo el pigmento reservado para pintar el manto de la Virgen María.Los casos de decoloración de pigmentos ultramarinos son conocidos, pero el mecanismo de alteración de color de los pigmentos contaba con muy pocos datos que lo explicasen. En este proceso se centraron los investigadores en su estudio. Alexej Jerschow, profesor de química de la Universidad de Nueva York, Eleonora Del Federico, profesora de química del Instituto Pratt, y sus colaboradores examinaron pigmentos ultramarinos que se componen de estructuras a modo de armazones, integradas por átomos de aluminio y silicio. El intenso color azul se debe a pequeñas moléculas de azufre atrapadas dentro de ese armazón. Los investigadores constataron que durante la degradación del color, el armazón se rompe y libera las moléculas responsables del color.Un aspecto importante de este trabajo se relaciona con llevar las técnicas experimentales justo a los museos, un revolucionario paso que permitirá a los investigadores analizar in situ material delicado, así como maximizar su conservación y proteger obras de arte muy valiosas.
La Capilla Sixtina. (Foto: NYU)

2 comments:

Sara Gabriela said...

¡Wooooow! Aquí vemos otra aplicación de las investigaciones químicas. ¡Qué interesante que puedan encontrarse formas de mantener los pigmentos de las mejores y más antigüas obras de arte!

Claudia A. Gonzalez Haro said...

Pues la verdad, es impresionante, como dice sara de hacer obras de arte con pigmentos, pues a mi me ha tocado observar calendarios de los mayas y aztecas que formaron sus obras de arte con pigmentos naturales y lo mas interesante de esto, es que aun existen y se pueden apreciar.

The "Silver Song"

Este video es obra creativa de Armando Isaac, para el curso de Química Inorgánica I.