Tuesday, February 10, 2015

ununpentium en la tabla periodica



El ‘ununpentium’ llama a la puerta de la tabla periódica.


 Con nombre –provisional- ununpentium, el elemento 115 ha sido sintetizado de nuevo, una década después de que fuera descubierto, y puede que ahora cumpla los requisitos oficiales necesarios para entrar en la tabla periódica de los elementos. De ser así, ocupará el puesto 115, entre el flerovium (114) y el livermorium (116), reconocidos hace un par de años.
El elemento 115 ha sido producido ahora en laboratorio por un equipo de la Universidad de Lund (Suecia), en colaboración con expertos alemanes. Es superpesado (con número atómico superior a 112) y se desintegra inmediatamente. Había sido ya descubierto en 2003 por científicos rusos y estadounidenses, que lograron crear unos pocos átomos de ununpentium (desintegrados en milésimas de segundo). Pero el hallazgo no fue suficiente para que el comité conjunto de la Unión Internacional de Física Pura y Aplicada (IUPAP) y la correspondiente de Química (IUPAC) lo aceptara en la tabla periódica, esperando a que se reprodujera el experimento de síntesis y se confirmara.
Ahora Dirk Rudolph y sus colegas explican en la revista Physical Review Letters que han sintetizado el elemento 115 bombardeando átomos de americio-243 (que tiene en el núcleo 95 protones) con iones de calcio-48 (con 20 protones). El ununpentium, como en los experimentos anteriores, se desintegra casi al instante, pero los científicos han podido demostrar la formación del nuevo elemento midiendo las características físicas precisas de esa desintegración.
Otro elemento superpesado, el 113 había sido sintetizado a la vez que el 115 en los experimentos anteriores, en una colaboración del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore (EE UU) con el Laboratorio Flerov de Reacciones Nucleares (Dubna, Rusia). Ellos lograron dos isótopos del elemento 115 que sobrevivieron entre 30 y 80 milisegundos antes de desintegrarse en isótopos del elemento 113. También este último está pendiente de entrada oficial en la tabla periódica de los elementos, pese a que el año pasado unos científicos japoneses anunciaron su confirmación.
Ahora el comité internacional tendrá que decidir sobre dos nuevos candidatos a entrar de la famosa tabla periódica de los elementos, que Dmitri Mendeleiev presentó en 1869, y se decidirá el nombre definitivo. Los 10 años de espera para ser confirmado y bautizado no es demasiado tiempo, recuerda Los Ángeles Times: el elemento 106 se descubrió en 1974 y no se nombró oficialmente seaborgium hasta 23 años después.
BIBLIOGRAFIA: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/08/28/actualidad/1377700283_625253.html /REVISADO 10 FEB 2015

ID:147059
JAQUELINE CASTRO