Saturday, March 31, 2007

algunos usos del ozono

El ozono es 3000 veces más rápido y eficaz que el cloro destruyendo virus, bacterias y una serie de organismos cloro-resistentes sin originar subproductos ni olores y sabores extraños en el agua debido al hecho de que la molécula de ozono está formada por tres átomos de oxígeno y se origina mediante descarga eléctrica del aire, por lo tanto, tras un tiempo relativamente corto, el ozono se transformará de nuevo en oxígeno renovándose de nuevo al ambiente del que proviene.
La desventaja del ozono es un costo superior al del cloro que en determinados casos, como en el tratamiento de depuración de pequeños pueblos o a nivel doméstico, puede suponer un esfuerzo económico alto y difícil de asumir. Por otra parte, requiere de la adición de una pequeña cantidad de cloro residual que confiera al agua un carácter desinfectante que evite la aparición de gérmenes durante el periodo comprendido entre el momento del tratamiento del agua y el uso de la misma. Sin embargo, esta pequeña cantidad de cloro se encontrará como cloro residual libre, y no como cloro combinado a otras moléculas orgánicas que es la causa de subproductos perjudiciales evitando de esta forma cualquier tipo de sabor y sustancias extrañas.
Los usos del ozono son innumerables y de vital importancia como puede ser la depuración y potabilización de agua, la desinfección de agua de lavado de hortalizas, eliminación de legionella, lavado de botellas, tratamiento de acuarios y piscifactorías, fabricación de hielo, esterilización de aguas residuales provenientes de industrias de tipo farmacéutico, industrias lácteas, alimentarias y en general todo tipo de industria con un contenido residual orgánico.
Mención aparte se merece el tratamiento de piscinas mediante ozono debido a que el cloro supone una serie de importantes inconvenientes a la hora de tratar una piscina ya que el sudor de los bañistas, la orina, aceites, cremas y otros productos que introducen en el baño provocan un alto contenido de cloraminas que otorgan el característico olor a piscina. Además de eso, se produce un alto contenido de cloro gas en la superficie de la piscina que debido a su carácter tóxico produce irritaciones de las mucosidades y los bronquios. Además, el uso del cloro en piscinas supone un aumento gradual del Ph por lo que viene unido a una adición de ácido clorhídrico para compensarlo. Debido a ello es necesario un control exhaustivo y automatizado de cloro libre y combinado así como del pH por lo que en muchas ocasiones se producen errores o desviaciones del proceso que tienen su repercusión en el bañista. El uso del ozono permite eliminar todos estos problemas, la manipulación de productos químicos peligrosos y además colabora en una mejor aireación en las instalaciones y superficie de la piscina lo que produce una mejora en las marcas de los nadadores y un mayor beneficio para la salud de los mismos.

No comments:

Retos para las Simulaciones de Sistemas con Iones Metálicos

El desarrollo de modelos para el estudio de los iones metálicos está teniendo un acelerado crecimiento en la actualidad debido a la impleme...