Monday, April 13, 2009

¿Por qué le agregamos sal al hielo que ocupamos en el laboratorio?

Al agregar un soluto no volátil a un líquido puro, el punto de congelación de la solución es menor que la del disolvente puro, ya que la concentración de la solución aumenta al cristalizar el solvente.
El agua se empaqueta de una manera muy ordenada al congelarse, este orden obliga a expulsar todo tipo de sales de su red cristalina, por tanto el hielo no tiene sales; si añadimos grandes cantidades de sal al agua la obligamos a gastar energia en separar la sal del agua, esta obligación se transforma en la necesidad de una temperatura menor para que sea estable la estructura sólida del hielo.
El punto de congelación del agua pura es de 0º C; sin embargo, si agrgamos 22g de sal en 100 ml de agua se consigue que el punto de congelación disminuya hasta -21ºC.
El agua líquida no puede bajar de 0ºC sin que solidifique, pero al poner sal a los cubitos (que se encuentran a -20°C aproximadamente), éstos se fundirían a -21ºC, por lo que la temperatura del líquido sería negativa incluso hasta -20ºC. La sal no aporta energía ni la elimina enfriando el medio, todo el calor o frío que hay es debido a los cubitos, el agua salada solo favorece la fusión del hielo a valores de temperatura negativos, enfriando así la solucion.

No comments: