Monday, October 17, 2011

El Laboratorio al Servicio de la vid

Articulo muy interesante, para un día de curiosidad.
http://www.interempresas.net/Quimica/Articulos/41601-El-laboratorio-al-servicio-de-la-vid.html

Trabajo presentado durante el VII Foro Mundial del Vino

El laboratorio al servicio de la vid

El Departamento de Evaluación de la Conformidad, y dentro de este el Laboratorio de Analíticas Vegetales tiene como objetivo fundamental proporcionar soporte analítico especializado y asesoramiento al sector agroalimentario. La vid es un cultivo prioritario en nuestro entorno, por ello en Neiker-Tecnalia se han puesto a punto metodologías destinadas al sector vitivinícola. El Reglamento Técnico de Control y Certificación de Plantas de Vivero de Vid, desarrollado a partir del Real Decreto 208/2003 y la Orden APA/2474/2006 incluye dentro de los requerimientos exigibles a las plantas de vivero, el control periódico de la sanidad frente a los virus GFLV, ArMV, GLRV1 y GLRV3, así como la confirmación de que dicho material corresponde a la variedad asignada. Es por ello que el laboratorio de Neiker-Tecnalia ha puesto a disposición del sector vitivinícola las técnicas necesarias para su aplicación.
Raquel Marquínez, Ana Aragonés e Imanol Barrena, Departamento E+C Neiker-Tecnalia

Detección de virus mediante ‘Elisa’

La detección de virus de vid se basa en la técnica ‘Elisa’ (Enzyme – linked inmunosorbent assay). Además de los virus graves controlados por la legislación existen otros denominados virus leves como GFkV y serotipos de enrollado de la vid diferentes al 1 y 3.. Según el virus que queramos analizar, hay que tener en cuenta la época del año y el estado fenológico del cultivo. Así, en cada época del año se analizará un tipo u otro de muestra:

- GFLV (virus del entrenudo corto) se puede detectar todo el año y en cualquier parte de la planta.

- GFkV (virus del jaspeado) se detecta mejor en primavera, antes de que aparezcan temperaturas elevadas y en estado de hoja extendida. El material a analizar es hoja joven extendida.

- ArMV (virus del mosaico del arabis) se detecta todo el año, aunque es mejor con madera de invierno y tejido joven (yemas y ápices de pámpanos jóvenes).

- GLRaV (virus del enrollado) a partir del verano, hasta los primeros fríos, y en hoja adulta, mejor en general con peciolo, y nerviaciones primarias.

Todos ellos se detectan bien en madera de poda. El procedimiento es el mismo si utilizamos hojas, peciolos, tallos tiernos o sarmiento leñoso. En todos los casos se detecta la presencia del antígeno del virus mediante anticuerpos específicos a partir de un triturado de tejido vegetal. El resultado se obtiene en forma de reacción colorimétrica.

foto
Síntomas de virus en hoja (izq.) y Paca ‘Elisa’ (derecha).

El laboratorio también ofrece servicios de diagnóstico de hongos de madera de vid, enfermedades foliares y detección de Brettanomyces bruxellensis en barrica.

foto
Cultivo de B. Bruxellensis (izq). Síntomas de Eutipiosis (drcha.).

Identificación de variedades de vid mediante marcadores de ADN (microsatélites)

Los marcadores moleculares que están basados en la variabilidad del ADN se pueden detectar en cualquier momento del desarrollo de la planta, y en cualquier tejido, permitiendo establecer un perfil molecular único para cada variedad.

Actualmente, en Neiker-Tecnalia, se dispone de un banco de datos de identificación con microsatélites para variedades comerciales de vid.

Los microsatélites, también conocidos como SSR (“Simple Sequence Repeats”), son secuencias cortas de ADN constituidas por grupos de 1 a 6 nucleótidos que se repiten consecutivamente 10 o más veces. Estas secuencias simples de ADN son muy variables y se pueden estudiar con una metodología rápida y relativamente simple.

¿Cómo se realiza un test de identificación varietal?

Se extrae el ADN de una muestra (tejido de hoja o madera) de la variedad a estudiar. En cada extracción se obtiene ADN suficiente para estudiar muchos microsatélites. Utilizando un secuenciador automático, con cada microsatélite se obtiene un patrón de uno o dos picos. La suma de la información producida por 10 microsatélites distintos produce un patrón de picos conjunto que es específico de cada variedad. Este patrón de picos es como una huella genética o perfil molecular de la variedad y se puede usar para distinguirla de las demás.

Si tenemos el perfil molecular de una muestra desconocida y queremos saber si corresponde al de una variedad determinada, tendremos que compararlos. Si los dos perfiles difieren entre sí, las variedades son distintas.

No comments:

Retos para las Simulaciones de Sistemas con Iones Metálicos

El desarrollo de modelos para el estudio de los iones metálicos está teniendo un acelerado crecimiento en la actualidad debido a la impleme...