Wednesday, November 30, 2011

Neurociencias: una mente para armar

En una frase tan simple como “me duele el pie porque ayer tropecé” se entrelazan estados mentales de gran complejidad, relacionados a la experiencia, la permanencia y la identidad. Aclarar cómo funciona la mente en éstos y otros procesos ha sido una preocupación histórica de los filósofos que, con el tiempo, comenzaron a compartir diversas ciencias. [03.06.2010]



Tomografía computada. Imagen: Решила Вонасаx | Wikimedia Commons
En la actualidad, la pregunta acerca de qué procesos cerebrales subyacen a los procesos mentales (cómo se generan las sensaciones, cómo aprenden las personas, dónde reside la conciencia, qué daños cerebrales provocan determinadas enfermedades, entre otras) se aborda desde diversas ciencias, conformando el campo interdisciplinar de las Neurociencias.

En esta área de investigación se estudian aspectos de la estructura o función del sistema nervioso para explicar la conducta en términos de actividad cerebral y en ella se han desarrollado herramientas y modelos que permiten acercase al complejo mecanismo mente - cerebro como nunca antes en la historia de la humanidad.

“El problema de la mente ha sido tratado desde la antigüedad. Entonces, los filósofos se ocupaban del conocimiento en general y estudiaban lo que denominamos ‘mente’, ‘conciencia’, ‘yo’, ‘persona’. Pero en los siglos XVI y XVII se trata de conceptualizar qué es la mente, y probablemente la figura central fue Descartes, quien distinguió a la mente del cuerpo y le atribuyó propiedades totalmente distintas a las que tenían las entidades físicas; esto se conoció como dualismo”, explica Aaron Saal, investigador de la UNC en teorías de la mente. Y agrega: “Con el desarrollo de la ciencia moderna y a partir de una serie de críticas que se hicieron a posiciones dualistas en el siglo XIX y en el XX, se desarrollaron disciplinas como la psicología, que trataron de tener en cierta forma la estructura de una ciencia natural, intentando estudiar los procesos mentales como los físicos estudian los procesos físicos, como los químicos estudian los procesos químicos y como los biólogos estudian los procesos biológicos”.

Los procesos mentales empezaron a estudiarse desde distintas ciencias y eso, que antes se había considerado como intratable por los métodos científicos, empezó a abordarse. “El modelo de mente que hoy tratamos de crear debe tener efectivamente ciertas propiedades computacionales y psicológicas, y también tiene que ser compatible con lo que nosotros conocemos del funcionamiento del sistema nervioso central y, sobre todo, del cerebro. La mente y los procesos mentales son hoy un dominio que se abarca desde múltiples lugares: la física, la matemática, la lingüística, la psicología, la química y la filosofía”, señala Saal.

No comments:

Mejores plásticos para un futuro sostenible Tres nuevos artículos de Perspective y un Editorial destacan los problemas y avances en el de...