Friday, May 01, 2009

Nanopartículas Detectoras de Peróxido de Hidrógeno, Para Alertar de Enfermedades


La mayoría de las personas piensa que el peróxido de hidrógeno es sólo una sustancia que mata gérmenes, pero dentro de la comunidad médica está sumando puntos como un indicador precoz de enfermedad. Se sabe que el peróxido de hidrógeno es producido en exceso por las células durante las primeras etapas de gran parte de las enfermedades.



Sólo ahora están disponibles las técnicas de obtención de imágenes capaces de captar este proceso de sobreproducción de peróxido de hidrógeno en el organismo; de ahí que los detalles de cómo se produce y su papel en el desarrollo de cada enfermedad están justo comenzando a ser investigados.Unas nuevas nanopartículas pueden ser la clave para lograr una mejor comprensión del papel del peróxido de hidrógeno en el desarrollo de muchas enfermedades, y a posteriori desempeñar funciones de herramienta para diagnosis.Investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia (Georgia Tech) y de la Universidad Emory han sido los primeros en crear este tipo de nanopartículas capaces de detectar y visualizar trazas de peróxido de hidrógeno en animales. Se considera que estas nanopartículas, por no ser tóxicas, podrían llegar a utilizarse algún día como una herramienta multiuso y simple para diagnóstico, capaz de detectar las primeras etapas de cualquier enfermedad que implique inflamación crónica, lo que abarca a muchísimas, desde cáncer y Alzheimer hasta enfermedades cardiacas y artritis.

Estas nanopartículas son increíblemente sensibles, hasta el punto de que pueden detectar concentraciones del orden de nanomoles de peróxido de hidrógeno. Esto es importante porque los investigadores todavía no están seguros de qué cantidades de peróxido de hidrógeno se presentan en diversas enfermedades.La meta final, sin embargo, es que las nanopartículas puedan ser utilizadas algún día como una manera sencilla de hacer diagnósticos de muy diverso tipo, para la mayoría de las enfermedades.


En un futuro, las nanopartículas podrían ser inyectadas en cierta área del cuerpo (por ejemplo, el corazón), y, en caso de que encontraran peróxido de hidrógeno, emitirían luz. Si un médico viera una cantidad significativa de actividad luminosa en el área, podría entonces deducir que el paciente está presentando las primeras señales de una enfermedad en esa parte del cuerpo.Las nuevas nanopartículas penetran en el tejido profundo y operan en las adecuadas longitudes de onda. Estas dos cualidades son en buena parte lo que permite a las nanopartículas funcionar como un indicador sensible de la presencia de peróxido de hidrógeno producido por cualquier clase de inflamación.El grupo efectuará pruebas adicionales con las nanopartículas para confirmar su seguridad y eficacia.


No comments:

Synthesis and Characterization of PtTe2 Multi-Crystallite Nanoparticles using Organotellurium Nanocomposites

En este trabajo se reporta la síntesis de nanopartículas multi-cristalinas en diferentes tamaños a través de un proceso de annealing usando...