Friday, April 30, 2010

EL WOOTZ DE LA INDIA

La materia prima para fabricar las espadas de Damasco venía de la India y se llamaba "wootz". El wootz era un acero muy rico en carbono que producían los herreros indios con la forma y el tamaño de un queso fresco chico que se comercializaba intensamente en el Oriente. El procedimiento de la fabricación del wootz se muestra en la figura 6. En un horno de piedra se introducían una mezcla de mineral muy rico en óxido de hierro y carbón de leña. Mediante un sistema de fuelles se soplaba aire hacia la base del horno. El oxígeno del aire produce la combustión del carbono de la leña, dando lugar a la formación de abundante monóxido de carbono.




Proceso de fabricación del wootz en la India. El mineral del hierro y el carbón de leña se ponían en un horno de piedra donde el monóxido de carbono, producido por la combustión de la leña reaccionaba con el óxido de hierro para formar el hierro esponja. El hierro esponja se martillaba y se metía en un crisol cerrado junto con polvo de carbón de leña. El crisol se metía de nuevo al horno y, cuando la temperatura subía hasta 1 200° C, se formaba el wootz, parcialmente en el estado líquido, por la aleación del hierro y el carbono. Al enfriarse lentamente, el wootz se solidificaba en su forma final.


El contacto del, monóxido de carbono con el mineral de hierro sirve para reducirlo (desoxidarlo), dando lugar a la formación de hierro metálico de acuerdo con la reacción química:







Los hornos antiguos de piedra podían alcanzar temperaturas cercanas a los 1 200°C, que son inferiores a la temperatura de fusión del hierro, que es de 1 537°C. Por eso el hierro que se formaba a partir del mineral no era líquido sino un sólido poroso que ahora se conoce como hierro esponja. En los poros de la esponja se acumulaban muchas de las impurezas que inevitablemente acompañan a los minerales y que usualmente se encuentran en forma de escoria líquida al salir del horno. Esta escoria líquida era removida del hierro esponja a golpe de martillo. El hierro esponja martillado se mezclaba de nuevo con el carbón de leña y se colocaba en un crisol de arcilla cerrado que a su vez se introducía de nuevo a un horno de piedra. En unas horas, el hierro esponja y el carbono se fundían parcialmente para. dar origen al acero de ultra alto carbono conocido como wootz.

1 comment:

Joe Angov said...

Cómo se hace una Pila

Las pilas Alcalinas obtienen su larga vida tanto del proceso exclusivo de manufactura como de la pureza de los materiales usados en su fabricación.

Como todas las pilas, las alcalinas tienen un cátodo (el lado positivo de la pila) y un ánodo (el lado negativo de la pila).

Sin embargo, a diferencia de las pilas de cloruro de zinc (regulares), donde el cátodo está en la parte interna de la pila y el ánodo está en la externa, el cátodo alcalino está en la parte exterior y el ánodo alcalino en el interior de la pila.

El cátodo alcalino es una mezcla de dióxido de manganeso, grafito y un electrolito.

La mezcla es granulada, añejada y luego compactada a presión dentro de una tableta.

Luego, las tabletas se introducen en un cilindro de acero. De esta manera, el cilindro de acero y la mezcla se convierten en el cátodo de la pila. Cerca de la punta del cilindro se le hace una pequeña hendidura y se coloca sellante justo arriba de dicha hendidura. Estos dos pasos ayudan a salvaguardar la pila contra los derrames.


Tal como ocurre en las pilas regulares (zinc carbón y cloruro de zinc), el cátodo y el ánodo deben permanecer sin contacto entre ellos. Por consiguiente, debemos insertar un papel separador, el cual es empapado con un electrolito que promueve la conductividad iónica cuando se usa la pila.
Ahora insertamos el ánodo. En las pilas alcalinas, el ánodo es un gel hecha principalmente de polvo de zinc y algunos otros materiales. Este gel se inserta en el cilindro de acero contra el papel separador.


Una vez puestos el ánodo y el cátodo, ya tenemos una pila alcalina. Sin embargo, ya que no está sellada, la pila tendría una vida muy corta por lo que debemos sellarla para asegurar una alta calidad y el alto desempeño de la pila alcalina.

El sello se compone de un clavo de cobre amarillo, el cual actúa como el colector de corriente, un componente de plástico, una arandela de acero y una tapa metálica. Estos cuatro componentes se ensamblan previamente y se insertan en el medio, contra la hendidura que se había hecho al cilindro previamente.


Ahora se debe soldar la tapa en el otro extremo del cilindro, para proveer la característica de seguridad de la polaridad positiva.

Por ultimo, se almacenan las pilas, se les hace una segunda prueba y se le coloca una etiqueta decorativa.

Retos para las Simulaciones de Sistemas con Iones Metálicos

El desarrollo de modelos para el estudio de los iones metálicos está teniendo un acelerado crecimiento en la actualidad debido a la impleme...