Thursday, April 29, 2010

Nuevo test sanguíneo predice con éxito el riesgo de infección en los receptores de trasplantes

Directrices internacionales respaldan avances en monitorización inmune
29-04-2010 - Las nuevas directrices internacionales publicadas en la revista Transplantation refuerzan el uso de un nuevo tipo de test sanguíneo para evaluar el riesgo de citomegalovirus (CMV) en los receptores de trasplantes de órganos sólidos (p.ej., receptores de trasplantes). Este test sanguíneo, QuantiFERON(R)-CMV (QF-CMV), es el primer test sanguíneo comercialmente disponible que permite a los médicos controlar el riesgo de una persona a enfermar por CMV. Muy utilizado en el entorno del trasplante, QF-CMV puede predecir qué pacientes de trasplante están en mayor riesgo de enfermedad por CMV tras una cirugía de trasplante.


"Para los receptores de trasplante cuyos sistemas inmunes ya están comprometidos por medicaciones antirrechazo, la emergencia de la monitorización inmune de las respuestas de las células T específicas de CMV en medicina de trasplante es un desarrollo emocionante", dijo el profesor asociadoAtul Humar, director de Transplant Infectious Diseases, Department of Medicine,University of Alberta, Canadá. "La monitorización inmune puede permitir potencialmente a los médicos no sólo para calcular el riesgo de un paciente a desarrollar enfermedad por CMV post-trasplante, sino también de ayudar a determinar la ruta de gestión más apropiada en una base individual de paciente a paciente".

El CMV es la causa infecciosa más importante de la enfermedad y la mortalidad post-trasplante, que afecta a aproximadamente la mitad de todos los receptores de un trasplante. La enfermedad por CMV lleva a un mayor uso de recursos y coste total del programa de trasplante. Aunque hay terapias de prevención disponibles para CMV que han demostrado ser efectivas para prevenir esta enfermedad, muchos receptores de trasplantes todavía desarrollan la CMV en los meses posteriores al final de su terapia. La práctica estándar actual es evaluar el estado de la CMV tanto del donante como del receptor antes del trasplante. Normalmente, se utiliza un test de serología para esta evaluación pretrasplante. En un entorno post-trasplante, donde los test de serología están limitados porque no pueden diagnosticar la enfermedad por CMV "activa", el test de CMV es el que más se completa utilizando tests que detectan la presencia del virus (p. ej., el test de carga viral). Dichos tests se utilizan actualmente para guiar el cuidado y tratamiento del paciente.

Las actuales directrices indican que monitorizar las respuestas inmunes celulares de los receptores de trasplantes al CMV puede ayudar al médico a predecir qué receptores presentan un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad por CMV. La capacidad del medico de monitorizar el estado inmune de CMV de los receptores de trasplantes puede ser útil para guiar la prevención y el tratamiento de la enfermedad por CMV tras el trasplante.

www.quimica.es

No comments:

Materiales extraordinarios para aplicaciones fotovoltáicas

Por Ricardo Capilla Vilchis Ciudad de México. 20 de noviembre de 2017 (Agencia Informativa Conacyt).- El aprovechamiento de la energía ...