Wednesday, May 16, 2007

Un Frío Misterio Solar

La nave Ulises ha descubierto que los polos del Sol no tienen la misma temperatura. Esa es la sorprendente conclusión dada a conocer hoy por los científicos que han estado analizando los datos de la nave espacial Ulises, un proyecto conjunto de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la NASA.
Ulises es la única nave de la flotas de la NASA y de la Agencia Espacial Europea que puede volar por encima de los polos del Sol, gracias a la inclinación privilegiada de la órbita de la nave espacial.

Los primeros sobrevuelos polares de la nave Ulises, en 1994 y 1995, revelaron la asimetría de un 7 a un 8 por ciento de diferencia en la temperatura explica George Gloekler, miembro del equipo científico del proyecto Ulises, en la Universidad de Maryland.
Ulises regresó al polo sur del Sol en 2007 y observaciones recientes muestran que la temperatura media es prácticamente idéntica a la que se registró hace 12 años. La nave espacial no puede descender a la superficie e insertar un termómetro, de manera que debe tomar muestras del viento solar a una prudente distancia de 300 millones de kilómetros. Medimos la abundancia de dos iones del oxígeno que se encuentra en el viento solar, la relación O6+/O7+ nos dice la temperatura del gas. El Espectrómetro de Composición de Iones del Viento Solar (SWICS)
De acuerdo con la información que proporciona el SWICS, la temperatura media del viento polar del Sol es de un millón de grados C, pero sobre uno de los polos el viento es aproximadamente 80.000 grados más frío que sobre el otro polo.
El viento solar procede de los polos, el campo magnético del Sol se abre y permite que escape una parte de la atmósfera del Sol. Estas aberturas reciben el nombre de "agujeros coronales", y la atmósfera caliente que es expulsada desde allí es el viento solar.
La diferencia de temperatura en el sol no está relacionada con el terreno, sino con el magnetismo, hay algo en el polo norte magnético del Sol que mantiene algo más fría la atmósfera que está ubicada por encima de él.

Las temperaturas del viento solar, en millones de grados Kelvin, que midió la nave Ulises.
Desde que se realizó el sobrevuelo de 1994, los polos magnéticos del Sol invirtieron la polaridad -un efecto del ciclo de 11 años de las manchas solares, la asimetría de la temperatura también se ha invertido, de modo que parece ser un fenómeno magnético.

No comments: