Tuesday, May 08, 2007

Iluminando el nanomundo

Según un artículo publicado el 11 de abril de 2007 en news.cornell.edu, para ayudar a iluminar el nanomundo, un equipo de investigación interdisciplinar de la Universidad de Cornell ha producido unas ‘nanolámparas’ microscópicas, nanofibras emisoras de luz del tamaño de un virus que podrían permitir el uso de dispositivos electrónicos flexibles como sensores.
Por medio de la colaboración de expertos en materiales orgánicos y en nanofabricación, los investigadores han creado uno de los dispositivos orgánicos emisores de luz más pequeños hasta la fecha, elaborado con fibras sintéticas de tan solo 200 nanómetros de ancho. Sus posibles aplicaciones se encuentran en el campo de los productos electrónicos flexibles, que cada vez se hacen más pequeños.
Las fibras, elaboradas a partir de un compuesto basado en rutenio, son tan pequeñas que su tamaño es incluso inferior a la longitud de onda de la luz que emiten. Esta fuente de luz localizada podría dar lugar a beneficios en aplicaciones que van desde la detección o la microscopía a pantallas planas.
El trabajo, publicado en el ejemplar de febrero de Nano Letters, es una colaboración de nueve investigadores de Cornell dirigida por José M. Moran-Mirabal, Doctor en física aplicada.
Utilizando la técnica de electrospinning, los investigadores hicieron girar las fibras con una mezcla del complejo metálico de tris-bipiridina de rutenio y el polímero de óxido de polietileno, y observaron que las fibras emitían una luz naranja al aplicarles un bajo voltaje por medio de microelectrodos patrón. Los investigadores demostraron también que estos diminutos dispositivos emisores de luz se pueden obtener con métodos de fabricación sencillos. Sin embargo, su duración todavía se está investigando.
Fuente: Universidad de Cornell

No comments: