Wednesday, May 02, 2007

Científico mexicano estudia corrientes marinas antárticas

Ciudad de México, 28/03/07.- Con el objetivo de estudiar las corrientes marinas del océano Antártico, el doctor Armando Trasviña Castro, especialista del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), participó en un crucero -encabezado por científicos ingleses- por la costa oriental de la península antártica.
El crucero, llevado a cabo del 6 al 19 de febrero del presente año, tuvo como motivo la realización de un proyecto que forma parte del SASSI (Synoptic Antartic Shelf-Slope Interaction) cuya traducción es “Estudio Sinóptico de Interacciones entre la Pendiente y la Plataforma Continental del Antártico”, uno de los proyectos más grandes que participan en el Año Polar Internacional 2007-2008. El escenario de este proyecto -en el que aparte de Trasviña Castro colaboró únicamente otra mexicana, Karel Castro Morales, oceanóloga y estudiante de doctorado en Inglaterra- fue el océano Antártico y el objetivo principal, estudiar las corrientes marinas de la zona.
Entrevistado vía telefónica, el doctor Trasviña explicó que los especialistas tienen la fuerte sospecha de que hay corrientes intensas viajando en contra de la mayor corriente oceánica del mundo: la circumpolar antártica, capaz de transportar 130 millones de metros cúbicos de agua por segundo.
Dichas corrientes se encontrarían a lo largo de la plataforma y el talud continental (zona en la que la vertiente cambia bruscamente de 200 metros de profundidad a fondos abismales).
Una de las hipótesis de los investigadores es que estas corrientes transportan nutrientes para organismos como el krill, crustáceo semejante a un camarón pequeño y base alimenticia de los animales que habitan la zona, entre ellos las ballenas.
Para el experto, comprender la dinámica de las corrientes y su papel en la distribución de los nutrientes a lo largo de la plataforma continental de la península antártica, permitirá entender mejor las variaciones en abundancia y la distribución del krill.
Lo anterior es importante porque el krill y muchas otras especies resienten también el cambio climático. En México, por ejemplo, hace poco menos de diez años el fenómeno del “Niño” afectó directamente las corrientes costeras mexicanas, la pesca litoral y ribereña, así como el clima en casi todo el país..
“Entonces no entendimos lo que ocurría ni los detalles del fenómeno debido a nuestro desconocimiento de las corrientes, pero una mayor comprensión de ellas nos permitirá responder cuestiones como las que elaboraron los pescadores en ese momento: ¿A dónde se fue el camarón? ¿Dónde encontraremos las sardinas y el atún?”, explicó el doctor.

No comments:

El efecto del entorno de disolvente y coordinación de la fuente de metal en el camino de la autoensamblaje de una cápsula de coordinación de Pd (II)

En reacciones químicas en solución, hay muchos ejemplos de que la vía de reacción (quimio y estereoselectividades), así...