Tuesday, May 15, 2007

La nanotecnología y el Alzheimer

En este blog hemos hablado de cómo la nanotecnología puede utilizarse con fines médicos. La lucha contra el cáncer, el uso de nanotubos en la terapia génica o en implantes retinales son ejemplos conocidos, pero hasta ahora no se había hablado de su aplicación en el Alzheimer. Como es bien sabido no hay ninguna cura conocida para la enfermedad de Alzheimer. Esta es una patología neurodegenerativa que se caracteriza por una pérdida progresiva e irreversible de la memoria y otras capacidades mentales, como consecuencia de la muerte de neuronas y la atrofia de diferentes zonas del cerebro.

Los profesores George B. Rathmann y William Klein de la Universidad de Northwestern en Chicago, han desarrollado una nueva técnica para detectar pequeñas cantidades de una determinada proteína en el cuerpo. Una de las aplicaciones más interesantes de dicho invento es el diagnóstico del Alzheimer. Actualmente esta enfermedad solo puede ser diagnosticada concluyentemente de manera postmortem con un estudio de tejido cerebral. La detección premortem de la enfermedad tiene un 85% de certeza y, además, puede llevar meses su estudio. El diagnostico temprano de la enfermedad permite retrasar significativamente su avance. Una nueva forma de detectar el Alzheimer es buscar un posible indicador (biomaker) de éste, la proteína ADDL (amyloid beta-derived diffusible ligands). Ésta, según algunos estudios, aparece en cerebros afectados por la enfermedad. Pero en las primeras etapas de la enfermedad las cantidades presentes en el líquido cerebroespinal son muy pequeñas y hasta ahora indetectables, pero con la tecnología antes mencionada puede ser descubierta. El problema es que esta proteína también está presente en cerebros sanos, aunque según afirman los investigadores siempre en menor cantidad, por lo que este método podría usarse para diagnosticar la enfermedad y quizá como herramienta para curarla. La tecnología ha sido comercializada por la casa Nanosphere, y consiste en dos partículas de las cuales una de ellas es magnética. Estas envuelven a la proteína ADDL formando un "sandwich microscópico" y situando a la proteína en un espacio reservado a ello. Una vez que ambas partículas han sido acopladas a la proteína se utiliza una máquina para extraerlas del fluido de muestra; la cantidad de proteína se calcula en la muestra, en función de las nanopartículas que son recogidas.

En cuanto al tratamiento de la enfermedad la nanotecnología también juega un papel importante. Actualmente en el Alzheimer, al igual que con el Parkinson, se está utilizando terapia génica para hallar un tratamiento definitivo contra la enfermedad. La terapia génica consiste en inyectar genes dentro de un virus para que este los transporte hasta las células deterioradas e inyecten el ADN que contienen en ellas. El problema de dicho tratamiento es la utilización de virus, ya que aunque han sido tratados previamente estos pueden ser atacados por el sistema inmunológico humano, y ahí es donde entra en juego la nanotecnología. En lugar de utilizar los Adenovirus (que no causan en ningún caso la muerte de los humanos), que actualmente se utilizan se pretende fabricar un nanotransportador que permita transportar el ADN hasta las células sin riesgos de que el sistema inmunológico rechace dicho nanotransportador.

La cura de esta enfermedad supondría un gran avance en la medicina. Sólo en España se estima que puede haber unos 800.000 enfermos de Alzheimer, y el pronóstico es que esta cifra aumente en 20 años, siendo una enfermedad muy larga, con una duración media estimada de 10-12 años. Esperemos ver pronto toda esta teoría puesta en práctica de manera efectiva.

1 comment:

JiToMaYnEz! said...

solo por decir... este blog es de quimica, no de nano

en fin.. al menos ya posteas hahaha