Tuesday, November 09, 2010

Nuevos Iones Retardantes de Flama (FRIONs)









Desde su introducción comercial hace 2 décadas, las baterías de ión-litio se han convertido en las principales fuentes de poder para dispositivos de comunicación móviles, computadoras portátiles y herramientas. Más recientemente la atención se ha enfocado en su uso potencial para aplicaciones vehiculares, impulsada por la creciente demanda de energía limpia para el transporte. Sin embargo, cuestiones de seguridad y de ciclo de vida siguen retardando su introducción generalizada a este sector industrial de rápido crecimiento. Entre los mayores obstáculos para superar está el peligro asociado con la flamabilidad de los solventes orgánicos. No es de sorprenderse que se están haciendo esfuerzos para el desarrollo de aditivos retardantes de flama enfocados para proteger a los sistemas y a los clientes durante fallas catastróficas o abuso.

Así pues se han iniciado esfuerzos para diseñar racionalmente nuevos iones retardantes de flama (FRIONs por sus siglas en inglés "flame-retardant ions") que retienen o mejoran las necesidades operacionales de una sal de ión-litio en términos de transporte de almacenamiento de carga óptimo y atributos de interfase electrolítica sólida. Mientras que el LiPF6 ha sido una de las sales más empleadas para las baterías de ión de litio, una de las nuevas sales más intrigantes contiene fragmentos de boro y ácido carboxílico. Recientemente, se ha reportado un derivado híbrido de tetrafluorooxalatofosfato de lito que ha mostrado características similares a las del LiPF6. Un componente del diseño propuesto en este artículo es construido de manera similar alrededor de la subunidad de oxalato de litio. El otro componente del diseño se centra en compuestos organofosforados, con enlaces P═O, que han sido demostrados como excelentes retardadores de flama en la industria de los polímeros. Más allá, ha sido demostrado que los compuestos fosforados son más benignos con el medio ambiente comparados con sus análogos halogenados.

El artículo completo se encuentra aquí.

No comments: