Thursday, November 22, 2012

La nanotecnología consigue un avance crítico en la esclerosis múltiple

Estamos ante un gran avance en la nanotecnología y la esclerosis múltiple, dos campos de suma importancia que combinan tecnología y medicina. Se ha logrado transformar una nanopartícula biodegradable en un vehículo perfecto para engañar al sistema inmune y que este libere un antígeno que detenga  su ataque a la mielina y pare el desarrollo de la esclerosis múltiple remitente-recurrente en ratones, según una nueva investigación del Northwestern Medicine estadounidense. 

Este nuevo avance en nanotecnología también puede ser aplicado a una gran variedad de males autoinmunes, incluyendo la diabetes tipo 1, alergias alimentarias y otras de tipo aéreo, como el asma. 

En la esclerosis múltiple, el sistema inmune ataca la membrana de mielina que aisla las células nerviosas en el cerebro, la médula espinal y el nervio óptico. Este aislamiento es destruido, y las señales eléctricas no pueden transmitirse de forma adecuada, con lo cual quien la padece sufre una serie de síntomas que van desde la parálisis a la ceguera. Sobre un 80% de pacientes de esclerosis múltiple son diagnosticados con la forma remitente-recurrente. 

Esta nanotecnología no suprime el sistema inmune por completo, como sí hacen las terapias desarrolladas hasta ahora, con las que los pacientes son más susceptibles a infecciones diarias o a padecer incluso en mayor probabilidad distintos cánceres. Cuando las nanopartículas se adhieren a los antígenos de la mielina y son inyectadas en los ratones, el sistema inmune vuelve a un estado normal. El sistema inmune deja de reconocer a la mielina como un invasor ajeno a él, y detiene su ataque.

El método aplicado en este estudio es el mismo que está siendo probado en estos momentos en múltiples pacientes de esclerosis múltiple, en ensayos de fase I y II, con una diferencia clave: estos ensayos utilizan los glóbulos blancos del paciente para desarrollar el antígeno, un proceso costoso y laborioso. El propósito de este estudio era ver si las nanopartículas podrían ser tan efectivas como los glóbulos blancos como transmisores del antígeno. Y lo son.

Las nanopartículas tienen muchas ventajas. Pueden ser producidas fácilmente en el laboratorio y estandarizadas para su fabricación, un proceso mucho más barato y accesible a la población general. Además, estas nanopartículas están hechas de un polímero llamado Poly (lactida-co-glicolida) (PLG), que consiste en ácido láctivo y ácido glicólico, dos metabolitos naturales del cuerpo humano. El PLG es muy usado para suturas biodegradables. 

No comments:

Retos para las Simulaciones de Sistemas con Iones Metálicos

El desarrollo de modelos para el estudio de los iones metálicos está teniendo un acelerado crecimiento en la actualidad debido a la impleme...