Wednesday, November 21, 2012

¡¡No te comas mi lámpara!!


El fotógrafo Caleb Charlan realizó un proyecto inspirado en la emisión de luz por objetos de distinta naturaleza. Entre ellos se encuentra el uso de frutas y verduras.


Como se observa en la imagen, Charles creó una batería que enciende una lámpara a partir de una naranja. La luz que emana de ella proviene de la reacción química entre ácido cítrico y pequeñas escamas de zinc.

Claramente, la luz producida no es suficiente para cumplir las demandas de las actividades humanas. De hecho, tomar está foto requirió 14 horas de trabajo debido a la nitidez de la luz, y por lo tanto este experimento no pasará más allá de ser un una obra de arte o un foco comestible.

En otras imágenes, el fotógrafo ocupó otros alimentos como limones y manzanas.



Referencia: http://calebcharland.com/recent-work/

No comments:

Elaboran combustible a partir de energía solar y del dióxido de carbono del aire

La producción de combustibles líquidos a partir de energía eléctrica procedente de fuentes renovables es un componente principal de la naci...