Wednesday, April 25, 2007

Laboratorio Casero

Las esponjas, fibras y los trapos de cocina con los que limpiamos los platos almacenan bacterias y virus que causan enfermedades. Investigadores de la Universidad de Florida, Estados Unidos, descubrieron que las microondas de un horno convencional pueden esterilizarlos de manera rápida y efectiva. Con esto se podrá combatir a los agentes causantes del cólera o salmonela que sobreviven en ellos. Sin embargo, es necesario tener ciertas precausiones antes de proceder, como asegurarse de que la esponja a esterilizar esté húmeda, no contenga ningún residuo metálico, no exponerla más de dos minutos a las microondas y, sobre todo, tener cuidado al sacarla del horno, pues se encontrará muy caliente. Este procedimiento asegura que el 99% de los patógenos mueran o queden inutilizados.

2 comments:

Roberto said...

muy interesante

Esteban said...

Sí, muy interesante

The "Silver Song"

Este video es obra creativa de Armando Isaac, para el curso de Química Inorgánica I.