Friday, May 03, 2013

Las moléculas y la conducta cerebral.


La mente ha sido considerada un mundo complejo, donde interactúan una serie de fenómenos físicos, biológicos, químicos, en relación a esta última parte se hace una descripción de los neurotransmisores y su influencia en el comportamiento y la conducta, tanto en el adecuado funcionamiento, como cuando aparecen conductas atípicas.
La importancia de las moléculas en la actividad mental, vino a evidenciarse cuando se descubrieron sustancias químicas que generaban alteraciones notorias y reproducibles en los patrones del pensamiento, percepción y estado de ánimo. Si una sustancia química puede alterar en forma específica la mente, es de suponer que la actividad mental normal también puede depender de ciertas moléculas presentes en el cerebro.
La importancia de estas vesículas donde se localizan los mediadores químicos, es que cada una de ellas puede contener alrededor de 30.000 moléculas del mediador ; pensemos entonces en la cantidad de moléculas químicas que se liberan en las distintas funciones mentales y volitivas que diariamente realiza el cerebro y en general el organismo humano.
Es ahí donde la Neuroquímica, es decir, el estudio específico de los neuroquímicos, neurotransmisores y otras moléculas como las drogas neuro-activas que influyen en función de las neuronas, toma gran importacian, ya que permite examinar de cerca la manera en que estos producen efectos inducidos por aumento o disminución de estas sustancias o de productos farmacológicos que inducen efectos similares, ya que los problemas de la conducta y el comportamiento se ven reflejados en las alteraciones neurológicas y en la producción de las diferentes especies químicas que intervienen en la regulación de los diferentes procesos neurológicos y mentales.
Los procesos bioquímicos implicados en la trasmisión sináptica, son de gran importancia para aclarar el significado de trasmisor químico. El concepto se hizo familiar a partir de 1930, “luego que Otto Loewi demostrara la liberación de la acetil- colina en los terminales del nervio vago del corazón de la rana y del trabajo de la trasmisión colinérgica y adrenérgica de Henry Dole.”
El avance en la investigación neuroquímica y los constituyentes no sólo bioquímicos, sino los efectos que se observan en el sistema nervioso, bien sea porque se produzcan, dejen de producir o se haga la estimulación exógena con los psicofármacos, ha permitido observar una serie de cambios y conductas.
Para mayor información puede encontrar el documento completo en:
NEUROQUIMICA CEREBRAL
“Las moléculas y la conducta”
LUIS FERNANDO SAMPER HINCAPIE
Biosalud, Universidad de Candas. 2011

No comments: